Ballena Gris

Las ballenas grises son una de las mayores migratorias del reino animal, nadando hasta 12.000 millas anuales desde su hogar de verano en Alaska hasta las aguas más cálidas de la costa del Pacífico mexicano en invierno para reproducirse. La mayor población de estos animales se encuentra en esta área de distribución de América del Norte, sin embargo, hay una población en peligro de extinción en el Pacífico Norte occidental, cerca de Corea también. Su apariencia tosca y su comportamiento dócil en la superficie le ha ganado a estos mamíferos el apodo de "rocas que respiran". Además de las manchas blancas y grises que cubren su piel oscura, que les dan su nombre, también están cubiertas de percebes y piojos de ballena.

Estas ballenas con barbas tienen una técnica de alimentación única; en lugar de filtrar el agua en la superficie, giran sobre sus costados y recogen el sedimento del fondo marino para alimentarse de los crustáceos bentónicos. Son similares en tamaño a la ballena jorobada pero son fáciles de distinguir debido a su falta de aleta dorsal, su coloración moteada y su comportamiento tranquilo en la superficie. Comúnmente vistas desde barcos, son las favoritas de los observadores de ballenas. ¿Quieres ir a bucear con las ballenas grises? Explora el mapa del sitio de buceo de abajo para ver los mejores lugares donde han sido vistas.