Tiburón Toro

Los tiburones toro tienen una capacidad muy singular de adaptarse perfectamente a su entorno, lo que les permite vivir tanto en agua salada como en agua dulce. Al ser una de las pocas especies marinas que pueden sobrevivir tanto en agua dulce como en agua salada, les permite frecuentar tanto ríos como zonas costeras, lo que comúnmente los pone en estrecho contacto con los humanos. Esta frecuente proximidad a los humanos los ha puesto, desafortunadamente, en lo más alto de la lista de ataques de tiburones. Sin embargo, si se hace bien, el buceo en aguas oceánicas claras con tiburones toro puede ser una experiencia emocionante y única en la vida. Estas criaturas suelen medir alrededor de los 300 metros de largo, sin embargo, crecen muy lentamente, lo que significa que no crecen completamente hasta los 10 años.

Los tiburones toro reciben su nombre por su cabeza corta y sin filo, sus cuerpos fuertes y su tendencia a dar cabezazos a sus presas antes de atacarlas; todas estas características recuerdan a un toro. Su aleta dorsal perfectamente rectangular hace que el tiburón toro sea fácil de distinguir de otras especies de tiburones. Si buscas bucear con tiburones toro, puedes encontrarlos en zonas costeras de mares tropicales y subtropicales. Haz clic aquí para encontrar los lugares más populares para bucear con estos animales.