Bucear en Puerto Rico

Puerto Rico es un territorio estadounidense no incorporado que se encuentra a sólo 1.200 millas al sureste de Florida en el centro del Caribe. El paisaje puertorriqueño está lleno de montañas, cascadas y el famoso bosque tropical El Yunque. Su costa consiste en docenas de islotes, cayos y playas de arena blanca perfectas para el buceo y el esnórquel. Aunque la isla fue devastada por el huracán María en el 2017, ha hecho un regreso significativo y está lista para que los buzos regresen a sus aguas. Puerto Rico ofrece buceo en aguas cálidas durante todo el año con temperaturas que rara vez bajan de 80º F (27ºC), y temperaturas del aire que pueden variar de cálidas a calientes con un promedio de 75 a 92º F (24 a 33ºC) entre las estaciones de verano e invierno. Sin embargo, es mejor evitar viajar a Puerto Rico durante la temporada de huracanes que cae entre mayo y octubre. San Juan es la capital y donde se encuentra el aeropuerto internacional y es de fácil acceso con vuelos diarios desde todos los Estados Unidos y muchos países directamente.

Sitios de buceo para visitar en Puerto Rico

Lugares destacados para ir en Puerto Rico

Encuentros con la vida silvestre en Puerto Rico

La mayor parte del año Puerto Rico ofrece una gran visibilidad donde se puede ver una abundancia de vida marina mientras se bucea. Entre las especies de peces que se encuentran con frecuencia se encuentran el pez reina, el pez ángel francés y el gris, el pez mariposa, el pez trompeta, las morenas, el pez tambor, el pez loro, el pez gatillo y muchos otros. También puede esperar ver mucho caracol reina, calamares, langosta espinosa y cangrejos. Las tortugas marinas son muy frecuentes en las aguas de aquí, ya que nadan entre los arrecifes y vienen a tierra para anidar durante los meses de verano. Las especies de tortugas que se ven aquí incluyen tortugas verdes, laúd y carey. También verás muchas rayas y muchas especies diferentes de tiburones. Una experiencia única que no te puedes perder es ir a bucear de noche o hacer snorkel en la Bahía Bioluminiscente en la Reserva Natural de la Laguna Grande frente a la costa de Fajardo. Este es uno de los pocos lugares en el mundo donde el plancton bioluminiscente es tan denso que el agua se ilumina con un color azul eléctrico brillante.